Eurokinesia > Blog > Informacion > A LOS MÚSCULOS LES GUSTA

A LOS MÚSCULOS LES GUSTA

Es a través de los músculos que sostenemos el equilibrio, nos movemos, respiramos, hablamos, tragamos, abrimos los ojos y tenemos relaciones sexuales.

A LOS MÚSCULOS LES GUSTA:

  • El sistema muscular no puede prescindir del movimiento ni por un segundo. Ayúdale a lograr el deseo: ¡muévete! Solo después de 40 años, recuerda: constantemente, sin problemas, gradualmente.
  • Los músculos se vuelven tan elásticos como sea posible cuando están calientes. Así que el calentamiento es esencial!
  • Para no congelar los músculos, tenga especial cuidado con los pasavientos, vistese bien y entrene cuando hace buen tiempo o entrene en una sala cerrada en invierno.
  • Los músculos adoran los entrenamientos en el agua. Por lo tanto, más natación, todo lo que se puede.
  • Los músculos adoran el baño. Especialmente se complacen cuando se agregan al agua toda clase de sales aromatizadas o infusiones de hierbas medicinales. Una bañera con hidromasaje para ellos es solo un placer trascendental. Crea un hydropole especial.
  • Prefieren alimentos con el contenido máximo de proteínas, a partir de los cuales se construye la masa muscular. Se trata de carne de pavo, pechuga de pollo, frijoles, trigo sarraceno, frijoles así como alimentos ricos en calcio: pescado y marisco, requesón, yogur, leche.

A LOS MÚSCULOS NO LES GUSTA:

  • El frío, especialmente esperas largas en frío, simplemente no lo pueden soportar. Bajo su influencia, se «encogen» dolorosamente, sufren de miositis y neuralgia intercostal.
  • Psicólogos dicen que a los músculos no les gustas las emociones no expresadas. Los expertos creen que si usted tiene un dolor repentino o dolor de hombro o en la espalda baja, la razón puede ser que simplemente no dejar salir el vapor, tragar insulto, la ira reprimida. Tal vez deberías comprar un éxito estadounidense esta temporada: ¿un conjunto de platos irrompibles?
  • Consumir productos tales como mantequilla, pasteles, pasteles, cacao, carne grasosa, carne de cerdo, cordero, pato.
  • Quedarse dormidos sin ejercer ninguna actividad física. Con la inactividad los músculos acumular ácido lácteo. Para retirarlo se debe de realizar movimiento constante. La liberación del ácido lácteo produce dolor después de un entrenamiento intenso pero favorece el músculo y su estado en general.
  • El uso de esteroides anabólicos y hormonas de crecimiento. No se debe de proceder a la ingesta incontrolada de mezclas de proteínas.